06 junio 2009

Las alas de mi vida: Amira habla por fin.


-"Lucy"-dijo Amira, una vez que Lucy ya se hubo calmado un poco. -"Has de escucharme atentamente. Ahora ya no eres Lucy, eres Iskka y, como tal, debes ser fuerte." -"¿Fuerte? ¿fuerte para qué?."-preguntó aún secándose las últimas lágrimas. -"Me dijiste que no sabes las respuestas a las preguntas que últimamente te haces. Quién eres, qué es Iskka, por qué tú, qué es lo que queremos de ti. Te lo explicaré todo ahora, pero has de prometerme que actuarás como Isska y no como Lucy." -"De acuerdo. Cuentamelo."-dijo. -"Bien, comenzaré por contarte que eres Isska, eso ya lo sabes, pero no sabes qué es eso. Isska es un nombre que nosotros damos a la persona que nos ve, aquella persona que nos ve cuando nosotros no hemos actuado para ello." -"Pero, si yo nunca antes os había visto..."-dijo confundida. -"Ahí entra el porqué de que tú seas Isska. Verás, normalmente Isska está predestinada desde que nace para serlo. Sin embargo, contigo se hizo una excepción. ¿Recuerdas que tu guardián Gadreel te pareció un ser desagradable? ¿Tanto como para ser un ángel?." -"Sí."-contestó mientras seguía muy atenta las palabras de Amira. -"Se supone que Gadreel debe actuar como un ángel,se supone que todos nosotros debemos hacerlo, porque nosotros seguimos los caminos que nuestro padre nos pone. Nosotros no tenemos el don que teneis vosotros los humanos. Libre albedrío. Pero notaste algo extraño en él. El ejército celestial también lo notó." -"Espera un momento...¿ejército? ¿qué se supone ....? ¿por qué Dios tiene un ejército?"- preguntó asustada. -"Bueno, eso es algo que te explicaré más adelante. Continuaré contandote tu destino. Tú no tienes ángel guardián. Bueno, lo tenías, hasta hace un tiempo." -"¿Hasta hace un tiempo? entonces, ¿nadie vela por mí? Y si, ¿me ocurre algo?." -"Ahora yo velo por tí. Pero mis poderes se limitan a ser la palabra de mi padre, por lo tanto, tenemos que asignarte un nuevo ángel guardián. Gadreel ya no es tu guardián porque ante las sospechas que tenemos de él, mi padre decidió que se alejara de tí. Y...aquí viene la razón por la que eres Isska: mi padre fue quien lo propuso, para que pudieras ayudarnos a buscar a Gadreel y observar qué es lo que hace." -"De acuerdo....así que yo soy vuestra espía humana, ¿no es eso?. Y ¿qué pasa si no quiero serlo? Como tú has dicho, tengo libre albedrío." -"Sí...bueno verás, lo tenías. Hasta que Gadreel te salvó cuando intentaste suicidarte. Aún no sabemos por qué te salvó. No si ya no era tu ángel guardián. ¿Entiendes? Te salvó porque quiso hacerlo, y, teniendo las sospechas que tenemos de él, creemos que tuvo algún motivo para hacerlo, pero no sabemos cual. Una vez que Gadreel te salvó, mi padre propuso convertirte en Isska para que nos ayudaras a comprender esto. Y la persona que se convierte en Isska ya no tiene libre albedrío." -"Osea...que soy...soy un ángel. Eso significa que estoy muerta....¡oh, dios!"- dijo nerviosa. -"No, Lucy, no estás muerta. Y no eres un ángel. Los humanos no se convierten en ángeles cuando mueren. El cine os enseña esas cosas, pero no son reales." -"Entonces, ¿ qué soy? ¿vuestra esclava?" -"Para un humano esto puede ser difícil de comprender pero, servir al señor no es ser su esclava, esto es un don y por ello debes alegrarte Isska." -"Y cuando todo esto termine, ¿volveré a ser Lucy? ¿tendré otra vez libre albedrío?." -"Sí. Así será." -"Está bien, de acuerdo. Os ayudaré. Pero tienes que decirme qué es lo que tengo que hacer, de qué poderes dispongo para ayudaros y todo eso."-dijo, ya más emocionada. -"Tienes el poder de vernos, sin la necesidad de llamarnos como te enseñé el otro día." -"Sí, eso ya lo sé. ¿Qué más?." -"Nada más..." -"Y, ¿cómo voy a ayudaros así? Por cierto, antes no te escuchado muy bien.¿Cómo es que no me hace falta hacer lo que hice el otro día para llamaros? entonces, ¿por qué lo hice? ¿por qué me enseñaste a hacerlo?" -"Porque cuando todo esto acabe a lo mejor algún día necesitas de nuestra ayuda. Y sólo tendrás que orar y tu nuevo ángel guardián aparecerá." -"¿Ese es mi premio por ayudaros?" -"Podría decirse así." -"Bien y, ¿ya sabeis quién será mi nuevo guardián?" -"Aún no. Hemos de reunirnos para ello. Mañana lo sabrás. Comprende que este es un caso extraordinario...en todos los sentidos." -"Está bien. Voy a descansar. Hasta mañana Amira." -"Hasta mañana Isska."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada